Contaminación: su efecto en el cabello

25 mayo, 2021

¿Te has percatado de que la calvicie en mujeres es más frecuente en las grandes ciudades? La razón puede encontrarse en la contaminación del medio ambiente, por ello hoy hablaremos sobre su efecto en el cabello.

Mucho se ha hablado sobre los efectos de la contaminación ambiental en relación con enfermedades cardiacas, pulmonares o cáncer, pero los daños en la piel y cabello no se habían analizado a profundidad. Diversas investigaciones han demostrado que las partículas contaminantes sólidas y líquidas que se encuentran en el aire pueden provocar o acelerar la alopecia.

Las partículas conocidas como PM incluyen combustibles como gasolina, diésel, carbón, petróleo, biomasa, entre otras procedentes de actividades como construcción y minería. Se dividen en categorías con base en su tamaño, por ejemplo las PM10 son aquellas con un diámetro de 10 micras o menos, y reducen los niveles de las proteínas catenina beta, ciclina D, ciclina E y CDK2, que son responsables del crecimiento, elasticidad y desarrollo del cabello.

Los contaminantes atmosféricos dañan las células de la papila dérmica del folículo capilar al grado que pueden provocar el debilitamiento y caída del cabello, lo que explica que las personas que habitan en las grandes ciudades son más propensas a sufrir alopecia, al igual que quienes trabajan en empresas de giros industriales donde se trabaja con dichos productos químicos.

Otros tóxicos medioambientales que dañan al cabello son los humos, especialmente los procedentes del cigarrillo, que tiene un efecto perjudicial en la salud capilar. Las partículas contaminantes se adhieren con facilidad a la cutícula, robando brillo y sedosidad al cabello, pero también causando irritación y sensibilidad en el cuero cabelludo.

A la larga, la exposición a contaminantes ambientales deja el cabello encrespado, quebradizo y seco en las puntas, pero con tendencia a acumular grasa en la raíz, dando una apariencia de suciedad y un olor poco agradable.

La situación se complica si tenemos en cuenta que el agua con la que lavamos nuestro cabello todos los días también puede contener contaminantes como cloro, metales y residuos minerales que contribuyen a las alteraciones del cuero cabelludo y caída del cabello.

Entonces, ¿Cómo cuidar el cabello de la contaminación?

Lo primero es tener consciencia de que la polución daña al cabello, lo que te ayudará a protegerlo de los entornos dañinos; puedes proteger tu cabeza con una gorra, sombrero o sombrilla al salir, o usar coleta si tienes una melena larga. Esto también te protegerá contra los rayos ultravioleta, que son más intensos en zonas con mucha contaminación ambiental.

También se recomienda lavar diariamente el cabello después de la exposición al medio ambiente, es decir, al regresar de la calle o del trabajo. Cepíllalo suavemente antes del lavado para retirar las partículas adheridas y usa un shampoo adecuado a tu tipo de cabello para masajear toda la zona con movimientos circulares.

El enjuague es el paso más importante, ya que el agua se llevará los residuos de jabón y contaminantes ambientales; se recomienda que esté de tibia a fría para cerrar la cutícula y potenciar el brillo del cabello.

Si la contaminación está causando estragos en tu cabellera, acércate a Hairfix México, expertos en injerto capilar donde podemos ayudarte a recuperar la fuerza, vitalidad y belleza de tu cabello. ¡Con gusto te atenderemos!

¡AGENDA TU CITA!

¿TIENES ALGUNA PREGUNTA? ¡CONTÁCTANOS!

Estamos aquí para ayudarte a elegir la solución de restauración capilar que mejor se adapte a tus necesidades. Nuestro equipo de especialistas está listo para guiarte en cada paso del camino, desde la consulta hasta el seguimiento postoperatorio y resultados finales.