¿Cuáles enfermedades causan pérdida de cabello?

29 octubre, 2019

Como especialistas en salud capilar, sabemos que la causa más común de calvicie masculina es la alopecia androgénica, cuyos síntomas tenemos bien identificados para poder tratarla. Sin embargo, existen enfermedades que pueden ocasionar también la caída del cabello sin que se trate propiamente de una condición genética o hereditaria, por lo cual es importante hacer un diagnóstico adecuado para cada caso y, de esta manera, tomar las medidas necesarias.

El debilitamiento de los folículos capilares es algo relativamente normal con el paso de los años, por lo que cuando se presenta en edades tempranas suele vincularse a padecimientos crónicos que merman al organismo en general. Así, es indispensable acudir a un médico para someterse al tratamiento que se requiera y, por nuestra parte, podremos ayudarte a recuperar la salud de tu cabello para que no tengas que lidiar además con un cambio repentino de tu imagen.

¡EVALUACIÓN SIN COSTO!

Entre las enfermedades que se asocian con mayor frecuencia a la alopecia, y que afectan a hombres y mujeres, se encuentran las siguientes:

Alopecia areata: enfermedad autoinmune que daña directamente al cabello y que, en la mayoría de los casos, se origina a causa de grandes niveles de estrés. Afecta tanto a los folículos del cuero cabelludo, como al de las cejas, pestañas y barba. Se presenta mayoritariamente en niños y adultos jóvenes.

Lupus: al igual que la anterior, es una enfermedad autoinmune, esto es, cuando el sistema inmunológico ataca al propio organismo. En este caso, los padecimientos van más allá de la caída del cabello y demás vello facial, afectando múltiples tejidos y órganos.

Diabetes: hablando específicamente de los tipos 1 y 2, la diabetes puede ocasionar pérdida de cabello debido a diversos problemas circulatorios y vasculares que, por decirlo así, cortan el suministro de sangre a los folículos pilosos, debilitándolos y haciéndolos propensos a caerse. Aunado a ello, los niveles altos de glucosa entorpecen la cicatrización y la recuperación del organismo ante agentes externos como hongos y bacterias, por lo que de presentarse alguna infección de esta clase en la cabeza podría dañarse el cuero cabelludo y crear calvas.

Anemia ferropénica: falta de hierro en la sangre cuyo origen se debe a una alimentación deficiente o problemas para absorber este mineral, pérdida de sangre y embarazo, además de otras enfermedades que debilitan al organismo. Se manifiesta con la disminución de ferritina y hemoglobina, componentes que nutren al cuerpo y, por ende, al cabello.

¡AGENDA TU CITA!

Tiña capitis: infección micótica del cuero cabelludo que provoca comezón intensa y desprendimiento capilar. Aunque puede confundirse con la caspa, el tipo de hongo de esta enfermedad es más agresivo y puede ocasionar cicatrices y pérdida permanente del cabello.

Efluvio telógeno: caída repentina del cabello en zonas localizadas y circulares a causa de numerosas condiciones, como falta de nutrientes, depresión, estrés, medicamentos, enfermedades crónicas y de transmisión sexual, etcétera.

Si has notado que recientemente dejas más cabellos en la almohada o en la ducha, no lo tomes a la ligera, pues tu cuerpo te está comunicando que algo no anda bien.

En HairFix podemos diagnosticar el origen de tu calvicie y ayudarte con ella. Somos expertos en injerto capilar y otros tratamientos como el implante de cejas y barba con los que puedes detener tu problema en caso de que te afecte en diversas áreas. No lo dejes a la desidia y agenda una cita de valoración.

¡ACERCATE CON NOSOTROS!

¿TIENES ALGUNA PREGUNTA? ¡CONTÁCTANOS!

Estamos aquí para ayudarte a elegir la solución de restauración capilar que mejor se adapte a tus necesidades. Nuestro equipo de especialistas está listo para guiarte en cada paso del camino, desde la consulta hasta el seguimiento postoperatorio y resultados finales.