El tabaco y su impacto en la salud del cabello: descifrando los vínculos entre fumar y alopecia

¿Fumar afecta la caída del cabello?

Los daños a la salud ocasionados por el tabaquismo son más que conocidos: enfermedades respiratorias, cardiopatías, cáncer, padecimientos periodontales, envejecimiento prematuro, entre otros. Sin embargo, muchos fumadores no saben que el consumo de tabaco también puede afectar la apariencia y salud de su cabello.

Dejar el tabaco es una de las mejores decisiones que puedes tomar, y hoy en el blog de Hairfix te contaremos cómo afecta el tabaquismo en la salud capilar y su relación con la alopecia. ¡Quédate a leer!

¿El tabaquismo daña al cabello?

¿Realmente hay riesgo de caída del cabello por fumar? El potencial dañino del tabaquismo tiene implicaciones en las siguientes áreas:

Circulación sanguínea

El tabaquismo es la principal causa de enfermedad cardiovascular (ECV), así como de una de cada cuatro muertes asociadas. Esto se debe a que hace que la sangre se vuelva más espesa, que se formen trombos o coágulos y se bloquee el flujo sanguíneo al corazón y al cerebro. Además, los vasos sanguíneos se ven afectados por la acumulación de grasa, colesterol y las sustancias tóxicas de los cigarrillos que los endurecen y ensanchan.

El suministro inadecuado de oxígeno a través de la circulación de sangre daña a los vasos sanguíneos del bulbo piloso, es decir, la base de los folículos pilares que reciben los nutrientes y hormonas que modifican el crecimiento y la estructura del cabello.

Sin esos nutrientes, el ciclo de crecimiento del cabello se ve afectado, por lo que se puede lucir seco, quebradizo y con tendencia a la caída.

Además, esta situación no solo afecta a los fumadores activos, también los pasivos que reciben el humo de cigarro pueden tener las mismas consecuencias en su salud capilar.

Alopecia androgénica y tabaquismo

En publicaciones anteriores te hemos contado sobre la alopecia androgénica, que es una predisposición genética a la caída de cabello con patrón masculino. Si bien esta es una condición “natural”, el tabaquismo puede exacerbar o acelerar el proceso.

Un estudio reciente publicado el 4 de enero de 2024 en la revista Journal of Cosmetic Dermatology irigido por el Dr. Aditya K. Gupta, de Mediprobe Research Inc. (Londres, Ontario, Canadá) y la Facultad de Medicina de la Universidad de Toronto (Toronto, Ontario, Canadá), reveló que los hombres fumadores tienen más probabilidades de presentar alopecia androgénica y experimentar una progresión acelerada de la caída de cabello de patrón masculino.

En un metaanálisis con 4.462 hombres de ocho estudios observacionales en Europa, Asia y Oceanía se comparó la probabilidad de presentar la caída de cabello de patrón masculino entre fumadores que consumían al menos 10 cigarros por día, encontrando un 96% más probabilidades de presentar alopecia androgénica que otros que fumaban menos.

Aumento de la producción de DHT

El tabaquismo puede provocar un aumento en la producción de DHT, dihidrotestosterona: un derivado de la testosterona y es responsable de que los hombres desarrollen rasgos masculinos, incluyendo los órganos sexuales y el crecimiento del vello en diferentes partes del cuerpo, como brazos y piernas. Sin embargo, este mismo rol juega en contra en la caída del cabello ya que la DHT afecta en el ciclo de crecimiento capilar.

La DHT puede inhibir y contraer los folículos capilares, además reduce la duración de la fase de crecimiento del cabello (anágena) y aumenta la duración de la fase de caída (telógena). El resultado es un adelgazamiento del cabello en cada ciclo capilar.

¿Fumar puede afectar el resultado de los injertos capilares?

Si estás considerando un injerto capilar y eres fumador, debes saber que, como ya mencionamos, el tabaquismo provoca la vasoconstricción de los vasos capilares en el cuero cabelludo, impidiendo la llegada de nutrientes en las unidades foliculares trasplantadas.

Por otro lado, la nicotina y las más de siete mil sustancias tóxicas pueden reducir la oxigenación de los tejidos, reduciendo su capacidad de cicatrización. Por esta razón, se debe evitar el consumo de cigarrillos antes y después de cualquier intervención médica, incluyendo los trasplantes capilares.

En general, te recomendamos dejar de fumar al menos dos semanas antes y dos semanas después del trasplante, y es importante no hacer trampa ya que el consumo de tan solo dos cigarros diarios reduce la circulación periférica entre el 9% y el 55%.

Tu injerto capilar puede ser la razón para dejar de fumar definitivamente y mejorar tu salud general y la salud de tu cabello en particular, ya que verás una mejora en el brillo, crecimiento y apariencia de tu melena conforme tu cuerpo se desintoxique de la nicotina.

Agenda tu cita en Hairfix

Esperamos que esta información te sea de utilidad y te ayude a ser más consciente sobre la importancia de dejar de fumar, no solo por la apariencia de tu melena, sino por tu salud general. Si buscas una solución definitiva a la alopecia, agenda tu cita en Hairfix donde contamos con especialistas en injerto capilar.

Solicita más información y agenda tu cita a los teléfonos (664) 454 0187 y (858) 867 4060 o escríbenos por WhatsApp al (554) 502 7527 o al correo info@hairfixmexico.com. Con gusto te atenderemos.

Dra. Georgina Curiel

Dra. Georgina Curiel

La Dra. Georgina Curiel es especialista en injerto y restauración capilar, con cientos de procedimientos exitosos realizados a lo largo de su trayectoria profesional. Egresada como Médico Cirujano de la Universidad Xochicalco en Ensenada, Baja California, ha realizado diversos cursos a nivel internacional, entre los cuales destaca su entrenamiento en trasplante capilar en la India, uno de los principales destinos a nivel mundial para este tipo de procedimientos. Al incorporar sus conocimientos, su minuciosidad y los últimos avances tecnológicos, la Dra. Georgina Curiel es reconocida por ofrecer resultados naturales y que exceden las expectativas de sus pacientes.

Solicitar llamada